8 consejos para una mente sana


8 consejos para una mente sana
Califica este Consejo
  1. Reducir el estrés.

En la sociedad de hoy, donde la mayoría del mundo vive para el trabajo, los momentos dedicados a sí mismos son, si no inexistentes, muy reducidos. Este ritmo de vida lleva a estar siempre enojado e irritado, y en suma, no disfruta de tiempo libre después del trabajo. Recuerde que en este tren que es la vida, somos sólo pasajeros, y si usted se preocupa sólo por el final de la jornada, usted sentirá nostalgia de cosas importantes que usted podría haber disfrutado, incluso si usted hubiera mirado por la ventana del coche. p>

En resumen, su mente apreciará un intervalo de su rutina de trabajo. Deja el trabajo en la oficina, y no lleves la vida tan en serio.


  1. Identifique emociones conflictivas dentro de sí mismo y aceptelas.

Nadie es perfecto. Es por eso que los seres humanos poseen una amplia gama de emociones, algunas buenas, algunas malas. Muchas de ellas, a veces, hacen su vida diaria difícil, si usted las identifica, es más probable que las acepte y por lo tanto, se sienta mejor con usted.

  1. Meditación y ejercicio.

Gracias a la meditación usted obtiene una paz interior en el cuerpo y en la mente, eso, junto con el ejercicio físico, que proporciona endorfinas, llevará a una vida más sana y feliz.

  1. Aproveche la vida.

Relacionado al punto 1, dé un placer de vez en cuando; Haz un viaje que siempre has querido, o tal vez un hobby que has reservado durante mucho tiempo, cualquier cosa es válida, siempre y cuando te guste hacer esta actividad.

No hay más para mirar toda la evolución de nuestra especie para percibir que somos animales sociales, es por eso que el aislamiento social causa una incomodidad en el cerebro; Compartir experiencias, además de reducir el estrés y la soledad, estimula nuestro cerebro, abriendo nuevas conexiones neurales al tratar con diferentes puntos de vista.

  1. Coma sano.

Una dieta sana resulta en una mejora en el metabolismo, gracias a las proteínas y nutrientes contenidos en los alimentos, así como a una ingesta calórica que permite desarrollar actividades diarias con más energía.

  1. Ejercicio mental.

Resolver problemas o hacer cálculos sin usar la calculadora son ejercicios simples que pueden mantener su mente en forma.

  1. Nunca deje de aprender.

El cerebro necesita nuevos estímulos. Aprender cosas nuevas te mantiene alerta y ágil.