Conducción segura durante el embarazo


Conducción segura durante el embarazo
Califica este Consejo

Muchas veces, durante el embarazo, es normal preguntarse si usted realmente puede conducir en ese estado. ¿Es seguro para el bebé? ¿Y si el feto tiene un golpe?

Desafortunadamente, los accidentes no pueden ser evitados, porque a veces dependen de factores externos. Para minimizar el daño si ocurre, presentamos algunas orientaciones simples que te proteger y tu bebé:


  1. Ajuste el cinturón de seguridad correctamente.

Los especialistas aconsejan a las mujeres embarazadas colocar la banda superior del cinturón sobre el esternón (entre el cuello y el punto más alto del hombro); el cinturón debe estar lejos del cuello y pasar entre los senos, permaneciendo apretado y firme, cerca del cuerpo. Coloque lo más cerca posible de las caderas, nunca dentro o debajo de su vientre.

  1. Limitar la conducción.

En el transcurso de las semanas, su vientre aumentará, aproximándose a la rueda, haciendo muy difícil conducir y ser un riesgo para su bebé. Evite conducir en las últimas semanas de embarazo.

  1. Manténgase lejos del volante.

Empuje el respaldo del asiento hasta que se siente cómodo; Usted debe mover su barriga ligeramente lejos del volante, de tal forma que apunta hacia su esternón y no hacia el abdomen.

  1. No incline hacia adelante.

En el caso de una frenada repentina o un golpe, cuanto más usted esté y cuanto más usted miente, menor será el impacto que usted recibirá, además del hecho de dejar el airbag funcionar correctamente.

  1. Utilice un cinturón de cadera y hombro.

Si es posible, se siente en el banco central del vehículo, ya que es el más seguro, además de usar dicha correa para aumentar su seguridad.

En caso de accidente, no dude en ver a un médico para examinarlo, aunque no sea grave, para verificar el estado del feto.