Cura leucemia con SIDA


Cura leucemia con SIDA
Califica este Consejo

No hace muchos años, en este momento, un vídeo circulaba en la red mostrando cómo un paciente con leucemia fue inyectado con un supuesto virus del SIDA en un niño pequeño. Estas declaraciones están lejos de ser realistas porque, aunque el tratamiento es nuevo y ha logrado acabar con la leucemia en algunos casos, todavía está en fase experimental.

  • Qué consiste

Es bien conocido por la mayoría de las personas que el cáncer es una enfermedad que se origina en células, que se convierten en tumores a medida que se multiplican e infectan el resto.

Desafortunadamente, nuestro sistema inmunológico no sabe cómo reconocer esas mutaciones, pues, al final, son nuestras propias células y no agentes externos (como bacterias o virus). En el caso de la leucemia, la enfermedad se expande rápidamente a través de la sangre.


De acuerdo con un estudio realizado en Filadelfia por el profesor Carles H. June, es posible combatir la leucemia modificando los llamados linfocitos T de un paciente con cáncer; En el laboratorio, esas células son “reprogramadas” por un virus capaz de insertar genes en esos linfocitos T. Básicamente, lo que se dice a los linfocitos T es que ellos crean una proteína llamada receptor de antígeno quimérico, de modo que, una vez insertada en el ” el paciente con cáncer puede reconocer el tumor y atacarlo.

Ahora viene la razón por la cual el uso del SIDA, que para hablar con más claridad, no es el propio virus del sida, sino una variante de dicho virus (de la familia de los lentivirus, que tiene la propiedad que se mencionó anteriormente, para modificar el código genético de las otras celdas). Es decir, el virus que se inyecta no posee las otras propiedades perjudiciales de sus originales.

La buena noticia es que las pruebas en animales mostraron resultados muy buenos después de décadas de estudios. Se han realizado varias pruebas en pacientes con leucemia, presentando resultados alentadores, eventualmente curando la enfermedad, como destacado en una conferencia científica en 2012, en la cual 9 de los 10 pacientes con leucemia tratados con este método lograron curar completamente.

La única nota negativa es que no es una cura definitiva, mucho menos, siendo eficaz para algunos, y no tanto para los demás, además de los efectos adversos que el uso de células T modificadas presenta; la llamada “tempestad de citosinas”, que, para resumir, dirá que es una respuesta desproporcionada del sistema inmune a una amenaza peligrosa para el organismo, lo que, en algunos casos, debido a la acumulación de células inmunes puede causar la muerte.