Sordera Congenita Definicion y Causas

Al hablar sobre una persona que tiene una sordera congénita, nos estamos refiriendo a alguien que nació con esta enfermedad, es decir, a partir del momento de nacimiento, esa persona no tuvo la capacidad de escuchar sonidos.

Entre las varias causas, usted puede encontrar esencialmente dos tipos, genéticos (o hereditarios) y aquellos que no lo son:

Uno de cada dos pacientes con sordera presenta causas que se heredan de padres a hijos. Esto se llama en términos médicos autosómicos dominantes o autosómicos recesivos, que no es sino uno de los genes defectuosos del padre (o madre) se convierte en parte de la cadena de ADN del hijo.

La diferencia es que, en el dominio autosómico dominante, los padres pueden tener síntomas de sordera e incluso ser sordos, él/ella mientras su pareja no sufre de esa enfermedad. Este tipo representa el 15% de los casos de sordera debido a causas genéticas.

En cuanto a la regresión autosómica, es la más común representando el 70% de los niños nacidos con sordera congénita y ocurre cuando uno o ambos padres cargan un gen defectuoso, pero no presentan síntomas de sordera (ambos pueden oír perfectamente).

Algunas enfermedades se asocian a la sordera, como el síndrome de Down, síndrome de Usher, síndrome de Treacher Collins, síndrome de Crouzon, etc.

25% de todos los pacientes con sordera congénita y, dependiendo del caso, varios factores desencadenan la enfermedad:

  • Lesión posparto.
  • Diabetes.
  • Nacimiento prematuro (menos de 9 meses).
  • Relacionado al anterior, los bebés con bajo peso al nacer.
  • Complicaciones relacionadas con el tipo de sangre del niño.
  • Drogas y/o alcohol que, cuando son consumidos por la madre, perjudican al feto de diferentes maneras.
  • Enfermedades infecciosas durante el embarazo, tales como: rubéola, citomegalovirus e incluso la variante simple del virus del herpes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *